domingo, 22 de julio de 2012

ENTONCES Y LUEGO

   Entre aquel naranjo en flores
y la mata de limones
vieron nuestros corazones
un cielo de mas colores .

   Sentimos esos calores
de los cuerpos enamorados
y quedamos flechados
al canto de los ruiseñores .

   No se si tu ya mejores
pero yo sigo muy herido
y solo estando en tu nido
puedo vivir sin dolores .

   Perdoname cuando llore
presintiendo tu partida
y te juro que en mi otra vida
no sere yo quien te ignore .

   Y entre mis promesas de amores
como  frutos de aquel huerto
yo he  de amarte despues de muerto
con los mismos ardores .

Medardo  Rodriguez Ramirez .
Atlanta 22 de julio del 2012
Ranulfo Ramirez  der : reservados .